SUECO: UNA DE LAS TRES GRANDES VARIEDADES NÓRDICAS

 

    El sueco es una lengua germánica del norte de Europa, hablada por entre 9 y 14 millones de personas, la mayoría en Suecia y  Finlandia . Es una lengua indoeuropea, que pertenece a la rama nórdica de las lenguas germánicas. Tradicionalmente se ha estudiado que junto con el danés pertenece al subgrupo nórdico-oriental, separadas de las lenguas del subgrupo nórdico-occidental (noruego, feroés e islandés). No obstante, un más reciente análisis basado en la mutua inteligibilidad prefiere dividir las lenguas nórdicas de forma diferente: Nórdico Continental, danés, noruego y sueco, y Nórdico insular, feroés e islandés.

    Según los criterios generales de la mutua inteligibilidad, las lenguas nórdicas continentales pueden considerarse, hasta cierto punto, como variantes de una lengua común. Pero debido a los siglos de conflictos, principalmente entre Dinamarca y Suecia, y la expansión de las ideas nacionalistas en los siglos XIX y XX, los tres idiomas han desarrollado diferentes ortografías, léxicos, gramáticas, y patrones de pronunciación. Además, la inteligibilidad mutua es marcadamente asimétrica; por ejemplo, un danés tiene menos dificultades para entender el sueco hablado que un sueco para entender el danés hablado.

    El sueco, al igual que el resto de lenguas nórdicas, es una evolución del nórdico antiguo, hablado en Escandinavia durante la época vikinga. En la actualidad, el sueco estándar (rikssvenska) es el idioma nacional en uso en Suecia, aunque no figura como idioma oficial. Es la variedad común que evolucionó a partir de los dialectos del centro de Suecia durante el siglo XIX y se estableció completamente a principios del siglo XX. En Finlandia, tanto el sueco como el finés son idiomas oficiales. El sueco fue el idioma de prestigio en Finlandia durante aproximadamente 700 años, hasta que el finés, hablado por la amplia mayoría de los habitantes de Finlandia, fue equiparado al sueco como idioma nacional. Hoy en día unas 300.000 personas, el 5,6 % de la población total de Finlandia, tienen el sueco como lengua materna y el 38% de la población conoce la lengua sueca. No existe ninguna institución que regule la lengua sueca, pero la Academia Sueca (Svenska Akademien) y el Consejo de la lengua sueca (Svenska språknämnden) desarrollan un papel importante en el seguimiento de la lengua.

    Un rasgo notorio del sueco es que ha desarrollado pares mínimos cuya diferencia se basa en el tono, lo cual convierte al sueco en una de las pocas lenguas indoeuropeas tonales. La existencia de dos tonos lingüísticos es un fenómeno compartido con el idioma noruego estándar, pero no con el danés. El idioma tiene nueve sonidos vocales que se distinguen por su longitud y cualidades, con lo que se forman 17 fonemas vocales.

    El alfabeto sueco cuenta con 29 letras: el alfabeto latino, y tres letras más Å-å, Ä-ä y Ö-ö. Estas letras se colocan con este orden al final del alfabeto tras la letra Z, siendo la primera letra del alfabeto la A y la última la Ö. El alfabeto rúnico era utilizado en el nórdico antiguo y sueco antiguo antes de que adoptase el alfabeto latino, que reemplazó al antiguo sistema de escritura durante la Edad Media.

    Una de las características más interesantes del idioma sueco es el orden de las palabras en la oración. El orden "típico" de la oración afirmativa es SVO (sujeto-verbo-objeto) y el de la frase interrogativa es VSO. Lo peculiar del sueco es que en las oraciones afirmativas el verbo siempre tiene que ocupar la segunda posición.

    La mayoría de las palabras suecas son de origen germánico. Algunos ejemplos de palabras germánicas en sueco son hand (mano), hals (cuello) y bok (libro). Otras palabras han pasado a incorporarse a la lengua sueca desde el latín y el alemán. Las nuevas palabras son a menudo formadas por combinaciones de palabras. Muchas palabras entraron también al sueco del francés, y se las escribe asimismo imitando la pronunciación francesa con la ortografía sueca: byrå (de "bureau", buró), adjö (de "adieu", adiós), fåtölj (de "fauteuil", sillón). En los últimos tiempos, y debido a la gran influencia del inglés en los medios de comunicación e internet, ha nacido lo que se considera Svengelska. La incorporación de términos ingleses, sin embargo, pasa relativamente inadvertida por tratarse de idiomas emparentados. 

 

I.E.S. "RÍO ARBA"

TAUSTE (Zaragoza)

ESPAÑA

Correo de Contacto:

literaturaeuropea@iesrioarba.es