NORUEGO: LA DIFÍCIL TAREA DE CREAR UN IDIOMA LITERARIO

     El noruego es una lengua germánica hablada principalmente en Noruega, donde es lengua oficial. Junto con el sueco y el danés, el noruego forma un continuum de variantes regionales y locales mayor o menormente inteligibles entre sí. Estas tres lenguas escandinavas continentales, junto con las dos lenguas insulares (el feroés y el islandés), constituyen lo que se conoce como lenguas nórdicas (también llamadas germánicas septentrionales o escandinavas).

    Según la ley y la política del gobierno, hay dos formas oficiales de noruego escrito: bokmål  "lengua del libro" y nynorsk "nuevo noruego". No hay un estándar aprobado oficialmente del noruego hablado, pero el sociolecto de la clase urbana media y alta de Noruega oriental, sobre el que se basa el bokmål, es la forma que se suele enseñar a los estudiantes extranjeros.

     Sobre el año 1030, el cristianismo llegó a Noruega, trayendo consigo el alfabeto latino. Los primeros manuscritos noruegos que usaron el nuevo alfabeto empezaron a aparecer un siglo después, por la misma época en la que el noruego empezó a diferenciarse de sus vecinos. En 1397, la Unión de Kalmar unificó Noruega, Suecia y Dinamarca. El danés se convirtió en la lengua escrita y hablada más común entre la clase culta y urbana de Noruega. Esta variedad pasó por un proceso de koineización, que incluía una simplificación gramatical y una pronunciación a la noruega. Al mismo tiempo, el noruego sufrió una transición pasando del noruego medio al noruego moderno con una adopción considerable de vocabulario del medio bajo alemán. Un desarrollo similar tuvo lugar en sueco y danés, manteniendo el continuo dialectal intacto en la Escandinavia continental.

     Entre los siglos XVI y XIX, el danés fue la lengua escrita estándar de Noruega. Por esta razón, el desarrollo del noruego moderno escrito ha sido objeto de gran controversia en relación con el nacionalismo, el enfrentamiento entre discurso rural y discurso urbano y la historia literaria de Noruega. En la segunda mitad del siglo XIX, un movimiento nacionalista luchaba por el desarrollo de un nuevo noruego escrito. Ivar Aasen, un lingüista autodidacta, comenzó la empresa de crear una nueva lengua noruega. El nombre "nynorsk", el término lingüístico para el noruego moderno, fue elegido para contrastar con el danés y subrayar la conexión histórica con el noruego antiguo. Históricamente, el bokmål es una variante de danés norueguizada, mientras que el nynorsk es una lengua creada a partir de los dialectos noruegos y el purismo lingüístico en contra del danés.

     Los noruegos son educados tanto en bokmål como en nynorsk. Una encuesta del año 2005 indica que el 86,3% de la población utiliza principalmente el bokmål como lengua escrita cotidiana. En general, el bokmål es más común en áreas urbanas y suburbanas, y el nynorsk, en cambio, en zonas rurales, especialmente en Noruega occidental. Cerca del 86,2% de los alumnos de primaria y secundaria en Noruega recibe su educación en bokmål, mientras que el 13,8% lo hace en nynorsk. Los grandes diarios nacionales se publican en bokmål.

     Las versiones conservadoras del bokmål han sido el estándar de facto para la lengua escrita de Noruega durante la mayor parte del siglo XX, siendo usadas en los grandes periódicos, en las enciclopedias y en gran parte de la tradición literaria. Además de ser la forma empleada por una gran parte de la población de la capital (Oslo), de las zonas cercanas a la misma y de otros núcleos urbanos. La Academia Noruega regula el uso del bokmål, determinando lo que se considera ortografía, gramática y léxico aceptables.

     El sistema sonoro del noruego es similar al del sueco. Existe considerable variación entre los diferentes dialectos, pero la variedad que normalmente se enseña a los estudiantes extranjeros es el "Standard Østnorsk". La mayor parte del vocabulario moderno del noruego se remonta al nórdico antiguo. La fuente más importante de préstamos es el medio bajo alemán, que tuvo una enorme influencia en el repertorio léxico del noruego desde la Baja Edad Media en adelante y que incluso influyó en las estructuras gramaticales, como las construcciones de genitivo. Actualmente, la mayor fuente de préstamos es el inglés. A pesar de todo, se considera que el noruego ha sufrido una menor influencia del inglés que, por ejemplo, el sueco o, especialmente, el danés.

I.E.S. "RÍO ARBA"

TAUSTE (Zaragoza)

ESPAÑA

Correo de Contacto:

literaturaeuropea@iesrioarba.es