AUGUST STRINDBERG: ENTRE LA PASIÓN Y LA LOCURA

 

    August Strindberg nació en Estocolmo en 1849. Su desgraciada infancia estuvo marcada por el autoritarismo de su padre y la extrema religiosidad de su madre, criada y amante antes de su matrimonio. Por ello, pese a su educación en un colegio de élite, él se sintió siempre desplazado en los ambientes aristocráticos. En 1867, Strindberg ingresó en la Universidad de Upsala pero las dificultades económicas de su padre le obligaron a compaginar los estudios con diversos trabajos sin llegar a completar ninguna carrera. Luego, en la Escuela de Arte Dramático de Estocolmo también cosechó un nuevo fracaso al no pasar de papeles secundarios. Por entonces, trabaja como periodista de varias publicaciones y a las estrecheces económicas une una vida en la bohemia literaria de Suecia. Sin embargo, a los veinte años de edad, en 1870, una de sus primeras obras alcanza el éxito y el rey le concede una beca de estudios.

    En 1875, Strindberg trabaja como ayudante de bibliotecario en la Biblioteca Nacional de Estocolmo. Por entonces conoce a la que será su primera mujer, Siri von Essen, de una familia noble finlandesa, que se divorcia para casarse con él. En 1879 con la publicación de su novela El cuarto rojo se consagra como escritor dentro del movimiento de renovación literaria sueco. Sin embargo, los problemas económicos, la imposible carrera teatral de Siri y la inestable personalidad de Strindberg provocan las primeras desavenencias en la pareja. En 1882 el escritor vitupera a un reconocido historiador, por lo que debe abandonar Suecia, en un exilio voluntario de seis años, durante el que el matrimonio recorre Francia, Suiza, Alemania e Italia.

    En 1884 se publica Casados, un duro ataque a la institución del matrimonio que le vale el repudio general de la burguesía y un proceso que, sin embargo, ganará. El acoso al que se ve sometido en esta época alimentó la paranoia que siempre le acompañaría. Strindberg se siente acosado y perseguido, principalmente por el movimiento feminista, por lo que muchos de sus textos van a ser claramente misóginos. Además, está viviendo una tormentosa relación de amor y odio con su esposa, a la que la acusa de traicionarle. En este contexto, en 1888 escribe dos de sus dramas más conocidos: El padre y La señorita Julia pero fracasa en los intentos de abrir su propio teatro, el Teatro Experimental, en Copenhague.

    En 1891 regresa a Suecia por un corto espacio de tiempo, se divorcia de Siri y forma un nuevo matrimonio que solo dura un año. A finales de 1894 llega a París, donde vive su peor crisis, la «crisis del Infierno». Los fracasos matrimoniales, su permanente manía persecutoria y una nueva etapa de soledad y penuria económica contribuyen a que se refugie en la bebida, las drogas y los estimulantes. Solo en 1899, ya superada la crisis y convertido en un dramaturgo de éxito, se instala definitivamente en Estocolmo y plasma esta crisis en la novela Inferno y en la obra de teatro Camino a Damasco. Se casa de nuevo, esta vez con una joven actriz de 23 años, su tercera esposa, con la que vuelve a vivir otra tormentosa relación matrimonial durante seis años. En esta última etapa de su vida desarrolla una gran actividad creadora en todos los géneros literarios, siempre presidida por el éxito. También, por fin, cumple su deseo de abrir su propio teatro: Intima Teatern. De esta época son sus obras La danza de la muerte y La sonata de los espectros, entre las más de veinte que escribe en estos últimos años. El 14 de mayo de 1912 Strindberg muere de cáncer. Durante su entierro, más de 50.000 personas acompañaron a la comitiva.

    August Strindberg cuenta con una extensa producción en todos los géneros literarios, pero su reconocimiento internacional lo alcanza con sus obras de teatro. Su obra atraviesa fundamentalmente por dos etapas, una primera realista hasta 1900 y otra expresionista hasta su muerte. En la primera etapa, renueva el teatro sueco con obras inspiradas en la estética del Naturalismo, principalmente La señorita Julia. En sus dramas están presentes los temas que caracterizan su obra: lo que él llamaría la «lucha de cerebros», la guerra de sexos, la misoginia y el enfrentamiento entre lo viejo y lo nuevo. La violencia en sus obras es de tipo psicológico: dos mentes enfrentadas, una dispuesta a destruir a la otra. Los ataques a la institución del matrimonio, tema recurrente en su obra, están condicionados por sus desastrosas experiencias matrimoniales. La señorita Julia toca otro de los grandes temas del dramaturgo: las tensiones entre una sociedad caduca, las clases altas, y los intentos de renovación de las clases populares que, aun con sus contradicciones, abandonan su sumisión. En una segunda época, cuyo inicio coincide con el del siglo  XX , Strindberg se adentra en el simbolismo y el expresionismo, abandona las unidades clásicas y escribe un teatro más complejo, antecedente de las vanguardias que dominarán el teatro del siglo XX.

    En su narrativa podemos encontrar desde El cuarto rojo, una exacerbada crítica a las instituciones de su época, a Inferno, una dramática descripción de la profunda crisis que atravesó. Strindberg dedicó también buena parte de su creatividad a la pintura. Los 117 cuadros que se aceptan como suyos se pintaron en su mayoría en muy pocos años, y actualmente se consideran entre las obras más originales del arte del siglo XIX. Aunque Strindberg fue amigo de Edvard Munch y Paul Gauguin, y estaba familiarizado con las tendencias modernas, la expresividad de sus paisajes y marinas puede adscribirse también al hecho de que pintaba sólo en períodos de crisis personal.

PRINCIPALES OBRAS

    La habitación roja, novela, 1879

    Casados, cuentos, 1884.

    El padre, drama, 1887

    La señorita Julia, drama, 1888

    Inferno, autobiografía, 1898

    Camino a Damasco, trilogía dramática, 1898–1904

    La danza de la muerte, drama, 1900

    La sonata de los espectros, drama, 1907

 

I.E.S. "RÍO ARBA"

TAUSTE (Zaragoza)

ESPAÑA

Correo de Contacto:

literaturaeuropea@iesrioarba.es