SANNAZARO: RENACIMIENTO EUROPEO EN LATÍN E ITALIANO

     Jacopo Sannazaro nació en Nápoles hacia 1455, en una familia noble arruinada. Habiendo estudiado latín y griego además de retórica, desde muy joven escribió y publicó divertimentos escénicos en lengua vulgar conocidos como Gliommeri, perdidos en su mayor parte, que le permitieron entrar a formar parte de la corte de los Aragón napolitanos, en donde sirvió a Alfonso, duque de Calabria, participando, incluso, en una campaña militar contra el Papado.

     Muy joven fue admitido en la Academia de Nápoles, dirigida por Pontano. Con el seudónimo de Aetius Syncerus escribió en latín elegías, epigramas y églogas piscatorias dentro de la tradición bucólica virgiliana. Estos poemas, junto con De partu Virginis, escrito al final de su vida, le valieron el título de Virgilio cristiano.

     En 1492 se representó en la corte Il trionfo della Fama para conmemorar la toma de Granada. Era una farsa, la única suya que ha llegado hasta nosotros, escrita en italiano, mientras que las demás parece ser que lo estaban en napolitano. Fadrique II le mostró su estima regalándole una villa en Mergellina, cerca de la tumba de Virgilio, que el poeta inmortalizará en sus versos. En 1501 este rey napolitano hubo de entregar su reino a Luis XII de Francia a cambio de un exilio dorado. Sannazaro siguió a su rey a Francia y no regresó a Nápoles hasta la muerte de este en 1504. En Francia se dedicó, como buen humanista, a recuperar y preparar para la edición textos clásicos como las Halieutiques de Ovidio.

     A su regreso a Nápoles en 1504, publicó la edición definitiva de La Arcadia, su obra maestra, que ya había sido publicada sin su autorización en 1502 en Venecia. Escrita en italiano, mezcla alternativamente prosa y verso y el propio autor figura como protagonista con el nombre de Syncero. La composición de La Arcadia puede estar situada durante el periodo 1481-86 pues circulaba manuscrita a finales del siglo XV. En su forma final está compuesta por doce capítulos, cada uno de los cuales se divide en una parte en prosa y una égloga. No se trata tanto de una narración como de un itinerario espiritual: el héroe, Sincero, deseando olvidar un amor desgraciado, decide abandonar Nápoles y retirarse a la Arcadia donde compartirá una existencia sencilla con pastores junto a los que toma parte en concursos de poesía y en fiestas paganas. Finalmente, incapaz de encontrar la paz que buscaba, regresa a Nápoles. La obra es una mezcla de prosa y verso a la manera del Ameto de Boccaccio. Esta obra obtuvo un éxito general con sesenta ediciones publicadas a lo largo del siglo XVI y traducciones y adaptaciones a todas las lenguas cultas del momento.

     En Nápoles, a pesar de su reconocimiento como gran escritor, se mantuvo al margen de la nueva dinastía española. Abandonó la escritura en lengua vulgar y se dedicó a quehaceres filológicos y a la redacción de poemas en latín. Igualmente, presidió la Academia napolitana. Al final de su vida, se enfrascó en la redacción de un ambicioso poema religioso sobre la Natividad, De partu Virginis, publicado en 1526. Se trata de una obra en hexámetros, que le llevó unos veinte años, con tres partes, centradas en la Anunciación, la Natividad y la Adoración de los pastores. La idea de Sannazaro consistía en poner la mitología pagana al servicio de la fe, conectando el nacimiento de Cristo con la Edad de Oro anunciada en la cuarta bucólica de Virgilio.

     Entre sus obras en latín figuran los Epigramas, a la manera de Catulo, escritos en distintas circunstancias de su vida pública y que van desde la nostalgia hasta la indignación; las Elegías, a la manera de Tibulo y Propercio, en las que se explica más íntimamente, en elegantes dísticos elegiacos, evocando su infancia, sus amistades, su literatura... y las cinco Églogas piscatorias, que llevando el universo literario de Virgilio al mundo marino, podían ser consideradas un nuevo género clásico.

     Murió en Nápoles en 1530 con algo más de 70 años. Después de su muerte se imprimió en Roma, en 1530, buena parte de su poesía en lengua vulgar, bajo el título de Sonetti e canzoni, de tipo petrarquista.

 

PRINCIPALES OBRAS

     La Arcadia, novela pastoril (1504)

     De partu Virginis, epopeya latina (1526)

     Odae, lírica latina (1529)

     Sonetti e canzoni, lírica en italiano (1530)

I.E.S. "RÍO ARBA"

TAUSTE (Zaragoza)

ESPAÑA

Correo de Contacto:

literaturaeuropea@iesrioarba.es