EDGAR A. POE: LA OSCURA SOMBRA DE UNA VIDA

 

    Para quien gusta de estudiar la historia de la literatura, resulta atractivo que la biografía de un escritor parezca concebida de antemano, en ocasiones, como una justificación de su propia obra, y más aún en el caso de poetas del Romanticismo, a los que incluso se les presupone una voluntaria identificación entre vida y obra. Pero, si esto puede aceptarse así de biografías espectaculares como las de Byron, Pushkin o Espronceda, mucho más complejo -aunque igualmente difícil de rechazar- resulta a la vista de una peripecia vital, caótica y lamentable, como la de Edgar Allan Poe. Porque ¿qué escritor no agradecería una vida refulgente y rica, apasionante y envidiada, por más que pudiera resultar al final corta y decepcionante? Pero, por el contrario, ¿qué ser humano, incluso artista, incluso romántico, ambicionaría una vida trágica y desesperada, oscura y miserable en todos los sentidos, como la de Poe? Sin embargo, el triunfo póstumo de su literatura los iguala a todos y parece mitigar ante la posteridad las profundas sombras de una vida tan fugaz, tétrica y dolorosa como la de esos cuentos suyos que tanto nos emocionan.

    El futuro autor de La caída de la casa Usher nació en Boston, Estados Unidos, en el año 1809, en el seno de una familia de actores. Su padre abandonó a sus hijos y a su mujer al año siguiente y su madre falleció un año después, de manera que con dos años Poe quedó solo y desamparado, a merced de la caridad pública. Por suerte, la familia de un rico comerciante de Richmond (Virginia), John Allan, se apiadó de él, que fue acogido –aunque nunca adoptado legalmente- y criado en un ambiente mucho más estable y próspero del que hubiera podido esperar. Sin embargo, aunque las relaciones entre Edgar y su madre adoptiva, que no tenía hijos propios, fueron especialmente intensas, las que el poeta mantuvo con su padrastro fueron siempre conflictivas e incluso violentas.

    A los cinco años, la familia Allan se trasladó a Gran Bretaña y allí recibió Edgar su primera educación en internados escoceses e ingleses de los que guardó un pésimo recuerdo. De nuevo en Virginia completó su formación en los mejores colegios de Richmond y en 1826 llegó a matricularse en la Universidad de Virginia con la intención de estudiar lenguas. Poe tenía una especial facilidad para el estudio pero muy poco interés por él. Además, en esta época, ya había comenzado a tener problemas con el juego y con la bebida, de modo que, una vez que su padrastro se negó a seguir pagándole las deudas, Poe se vio obligado a abandonar sus estudios.

    Deseando emanciparse de John Allan, con 18 años Poe se alistó en el ejército con nombre falso y publicó su primer libro de poesía, Tamerlan y otros poemas (1827), que pasó desapercibido. Pero pronto se vio obligado a recurrir de nuevo a las influencias de su padrastro, esta vez para ser admitido en la elitista academia militar de West Point. De nada sirvió esta momentánea reconciliación familiar pues al año siguiente Poe es expulsado de la Academia por su mal comportamiento y Allan rompe definitivamente con él, hasta el punto de que, poco después, a su muerte no le deja nada en su testamento.

    Así, en 1829, sin apenas medios de subsistencia, Poe marcha a vivir a Baltimore, a casa de una hermana de su padre, y allí intenta sobrevivir con el escaso dinero que le proporcionan los artículos periodísticos y los cuentos que comienza a publicar en la prensa de forma ocasional. Así, poco a poco Poe va siendo aceptado en el mundillo literario local, lo que le permite casarse, en 1835 con su prima Virginia, de trece años.

    Sin embargo, en 1837, en una situación de auténtica indigencia, la familia de Poe se ve obligada a vagabundear por Nueva York y a Filadelfia en busca de algún empleo para Edgar que les permita sobrevivir. Por fin, en 1839 Poe consigue entrar como redactor en una revista de cierto éxito y publicar su colección de Cuentos de lo grotesco y lo arabesco, donde ya se encuentran algunas de sus obras maestras. Todos estos relatos, antes de ser publicados de forma conjunta, habían aparecido en las revistas más famosas de la época en los EE.UU. y su éxito, aunque mínimo, le permitió a Poe experimentar con nuevas técnicas narrativas y escribir los primeros relatos de tipo policiaco como Los crímenes de la calla Morgue.

    Desgraciadamente, Virginia cayó enferma de tuberculosis en 1842, lo cual vino a romper este breve y casi único periodo de estabilidad de la vida de Poe. A partir de ese momento, el escritor se dejó llevar por su adición a la bebida y comenzó a consumir opio para apaciguar su angustia, al mismo tiempo que abandonaba su trabajo de redactor, obligando así de nuevo a toda su familia a trasladarse a Nueva York para sobrevivir. Allí  encuentra un nuevo puesto en un periódico e incluso tiene su primer gran éxito literario con el poema The raven (1845) pero el cierre de la empresa y, sobre todo, la muerte de Virginia en 1847, acelerada por la pésima situación económica de la familia, parecen echar abajo los últimos diques de contención que mantenían en pie la vida del escritor.

    Aunque Poe intenta rehacerse sentimentalmente junto a otras mujeres, su adicción al alcohol y una profunda e incontrolable desesperación interior le impide llevar a buen término cualquier relación, hasta el punto de que al año siguiente intenta suicidarse, sin éxito. Todavía, meses después, parece que puede haber una salvación para el poeta cuando Poe se compromete con Sarah Royster, un antiguo amor de juventud con el que se había reencontrado. Incluso llegan a fijar su boda para el 17 de octubre de 1849. Sin embargo, a falta de dos semanas para la ceremonia, Poe, que había desaparecido de Richmond unos días antes, es hallado completamente fuera de sí en Baltimore, sin que él mismo pueda decir qué le había pasado. Pocos días después muere en el hospital donde le atendían de esta última borrachera.

    En vida Poe fue reconocido en EE.UU. solo por su labor como crítico literario. Sin embargo, antes incluso de su muerte, su obra narrativa y poética comenzó a hacerse famosa en Francia gracias a la traducción de sus cuentos, llevada a cabo por Charles Baudelaire en 1848, quien también escribió su biografía en 1856. Además del éxito de sus cuentos de terror, que están considerados como la mejor expresión del mundo irracional y macabro del Romanticismo, Poe tuvo una influencia decisiva en la creación de la moderna novela de detectives gracias a la creación del personaje de C. Auguste Dupin, antecesor del Sherlock Holmes de Arthur Conan Doyle. [E. G.]

PRINCIPALES OBRAS

Cuentos:

Berenice – 1835

La caída de la casa Usher – 1839

Los crímenes de la calle Morgue – 1841

El pozo y el péndulo – 1842

El escarabajo de oro – 1843

El corazón delator – 1843

La verdad sobre el caso del doctor Valdemar – 1845

Poemas:

Tamerlán – 1827

El cuervo – 1845

Annabel Lee – 1849

Novela: Las aventuras de Arthur Gordon Pym (1838)

Ensayo: Filosofía de la composición (1846)

 

I.E.S. "RÍO ARBA"

TAUSTE (Zaragoza)

ESPAÑA

Correo de Contacto:

literaturaeuropea@iesrioarba.es