ERASMO: EL PODER REFORMADOR DE LA FILOLOGÍA

     Erasmo de Róterdam, nacido Geert Geertsen (Gerardo, hijo de Gerardo), nació en 1466 en Róterdam, en los Países Bajos, hijo bastardo de un sacerdote y su sirvienta. Después de ser ordenado sacerdote (a partir de 1490), Erasmo estudió en la Universidad de París. Luego viajó a Londres entre 1499 y 1500, donde tuvo la oportunidad de escuchar a John Colet dando una gran exposición sobre la vida de San Pablo en la Universidad de Oxford. En ese mismo año de 1500, Erasmo, con la colaboración de Publio Fausto Andrelini, escribió sus Adagios, que son más de 800 refranes y moralejas de las tradiciones de las antiguas Grecia y Roma, junto con comentarios sobre su origen y su significado. Erasmo trabajó en los Adagios durante el resto de su vida. El libro tuvo éxito y llegó a contar con más de 60 ediciones.

     Erasmo empezó a dictar una cátedra como profesor titular de Teología en la Universidad de Cambridge en Inglaterra, durante el reinado de Enrique VIII, donde haría amistades que le durarían toda la vida: Santo Tomás Moro, John Colet, y Thomas Linacre. Se le ofreció un trabajo vitalicio en el Queen's College de la Universidad de Cambridge, pero entre 1506 y 1509 Erasmo vivió en Venecia, la mayor parte del tiempo trabajando en una imprenta. La fama de Erasmo se extendió progresivamente por toda la penísula, y sus ideas sobre la elevación intelectual y religiosa comenzaron a conocerse y discutirse; sin embargo, no todos simpatizaban con Erasmo y estos opositores comenzaron a criticarlo tanto en público como en privado. Puede que esta fuera la causa por la que el erudito abandonó Italia y se trasladó a Basilea, Suiza. Allí una vez más se rodeó de amigos y seguidores que habían comenzado a creer en él y en sus ideas.

     En 1503 Erasmo publica el primero de sus libros más importantes: el Enchiridion militis christiani ("Manual del soldado cristiano"). En este pequeño volumen explica los principales aspectos de la vida cristiana, que luego pasaría el resto de su vida desarrollando y profundizando. La clave de todo, dice en el libro, es la sinceridad. El Mal se oculta dentro del formalismo, dentro del respeto ciego por la tradición y dentro de las organizaciones que se niegan a cambiar, pero nunca en la enseñanza de Cristo.

     Durante su estancia en Inglaterra había comenzado un estudio profundo de los libros del Nuevo Testamento, para preparar una nueva edición en traducción latina. Publicada por Johann Froben en Basilea en 1516, la versión erasmiana de esos libros hizo que se profundizaran los estudios bíblicos durante el proceso de la reforma protestante. De hecho, en esta nueva traducción se basó Martín Lutero para sus ideas posteriores. Además, la versión que Erasmo hizo de la Biblia es la base de la versión inglesa, conocida como "del Rey Jaime", por Jacobo I de Inglaterra. Tiene la virtud de representar la primera aproximación académica desde tiempos de la versión de la Vulgata para traducir con exactitud el contenido de la Biblia.

     A partir de 1517, la reforma luterana puso a Erasmo en una difícil situación de exposición pública. Erasmo no estaba dispuesto a colaborar con ninguno de los dos bandos, porque le importaba más su libertad de pensamiento y su independencia individual e intelectual. Por ello tuvo que dar explicaciones y decir públicamente que sus ataques jamás se habían dirigido contra la Iglesia como institución ni menos contra Dios sino sólo contra los malos obispos y frailes que ganaban dinero con las bulas y cometían otros delitos religiosos como la simonía. Sin embargo, Lutero empezó pronto a presionar a Erasmo para que éste se presentara como la cara visible de los reformistas, a lo que el holandés se negó completamente. Por su parte, el Papa también presionaba a Erasmo para que atacara a los protestantes. La negativa fue interpretada por ambos como cobardía y deslealtad. De este modo, Erasmo pasó los últimos años de su vida acosado tanto por católicos como por reformadores.

     La ciudad suiza de Basilea, donde residía Erasmo, se adhirió oficialmente en 1529 a la Reforma, por lo que el sabio se alejó de allí y estableció su residencia en la ciudad imperial de Friburgo. La poblaban muchos católicos, y parece ser que resultó más fácil para Erasmo mantener su independencia intelectual allí que en Basilea. Erasmo en Friburgo concluyó su obra más importante de este período: el "Eclesiastés", paráfrasis del libro bíblico del mismo nombre.

     Erasmo se desplazó de nuevo poco después de la publicación de este libro a la ciudad de Basilea una vez más, donde murió en 1536.

     Es innegable que las obras de Erasmo produjeron una verdadera revolución intelectual en toda Europa. La increíblemente difundida popularidad de sus obras, traducidas del latín a las lenguas vernáculas y escritas en un lenguaje simple y directo, puso los más complejos problemas religiosos al alcance de todos los lectores del continente, universalizando y haciendo accesibles numerosas cuestiones que hasta ese momento habían sido exclusivas de una pequeña élite intelectual eclesiástica.

 

PRINCIPALES OBRAS

  • Adagios (primera edición en 1500; última corregida y aumentada en 1536)
  • Enchiridion militis christiani (Manual del soldado cristiano) (1503)
  • Enchomion moriae seu laus stultitiae (Elogio de la locura) (1511)
  • Institutio principis christiani (Educación del príncipe cristiano) (1516) dedicada a Carlos V
  • Traducción del Nuevo Testamento al latín (1516)
  • De libero arbitrio diatriba (Diatriba sobre el libre albedrío) (1524).

I.E.S. "RÍO ARBA"

TAUSTE (Zaragoza)

ESPAÑA

Correo de Contacto:

literaturaeuropea@iesrioarba.es