A. CHÉJOV: UN CLÁSICO RUSO DEL TEATRO Y EL RELATO CORTO

 

    Antón Pávlovich Chéjov nació en Taganrog, el principal puerto ruso del mar de Azov, en el año 1860 en una familia de rígida moral ortodoxa, que, como reacción, provocó en él un especial amor por la libertad y la independencia. Los problemas financieros de su familia lo llevaron a Moscú en 1879. Allí estudió Medicina al mismo tiempo que comenzaba a escribir con seudónimo relatos humorísticos cortos para ayudar económicamente a los suyos.

    Incluso después de comenzar a ejercer como médico Chejov siguió escribiendo para diferentes semanarios y en 1886 se había convertido ya en un escritor de renombre. Desde el principio destacó como autor de relatos, creando unos personajes atribulados por sus propios sentimientos que constituyen una de las más acertadas descripciones de la sociedad de la Rusia zarista de finales del siglo XIX. Chéjov pone de relieve de forma magistral las miserias y la hipocresía de su tiempo, sin renunciar, al mismo tiempo, a una profunda humanidad y compasión. Además, su ambición artística le impulsó a llevar a cabo innovaciones narrativas que han influido en la evolución literaria del subgénero de los relatos cortos. Buena parte de su originalidad consiste en el uso de la técnica del monólogo, además del rechazo de la finalidad moral presente en la estructura de las obras tradicionales. Podemos destacar el inquietante relato La sala n.º 6 de 1892, Campesinos de 1897, o La dama del perrito publicado en 1899, que surgió como contraposición a Anna Karénina de Tolstói.

    Ya en 1887, a causa de su debilitada salud y con los primeros síntomas de la tuberculosis que acabaría con su vida, Chéjov viajó a Ucrania. A su regreso se estrenó su obra primera gran pieza teatral, La Gaviota. La primera representación, en el Teatro Imperial fue un fracaso pero un año después, en el Teatro del Arte de Stanislavski cosechó un gran éxito, con una puesta en escena basada en la naturalidad del actor para expresar de manera adecuada las tribulaciones y los sentimientos de los personajes de Chéjov. A continuación, escribió tres obras más para esta compañía: Tío Vania (1897), Las tres Hermanas (1901) y El jardín de los Cerezos (1904), todas ellas de gran éxito. Además, en 1901 contrajo matrimonio con Olga Leonárdovna Knipper, una actriz que había actuado en sus obras.

    Chéjov pasó gran parte de sus 44 años gravemente enfermo a causa de la tuberculosis que contrajo de sus pacientes a finales de 1880. Su enfermedad lo obligó a pasar largas temporadas en Niza (Francia) y posteriormente en Yalta (Crimea). En 1904 ya se encontraba gravemente enfermo, por lo que se trasladó junto con su mujer al spa alemán de Badenweiler, en la Selva Negra, pero falleció allí ese mismo año.

    Aunque ya era conocido en Rusia antes de su muerte, Chéjov no se hizo internacionalmente famoso hasta los años posteriores a la Primera Guerra Mundial. En esa época, en Gran Bretaña sus obras de teatro se convirtieron en todo un clásico de la escena e igualmente, en  Estados Unidos , autores como Tennessee Williams y Arthur Miller utilizaron técnicas de Chéjov para escribir algunas de sus principales obras.

 

OBRAS PRINCIPALES

    Teatro

•          La gaviota (1896)

•          Tío Vania (1899-1900)

•          Las tres hermanas (1901)

•          El jardín de los cerezos (1904)

 

    Novelas

•          Un drama de caza (1884)

•          Mi vida (1896)

 

    Relatos cortos y cuentos

•          Vanka (1886)

•          El pabellón n.º 6 (1892)

•          Campesinos (1897)

•          La dama del perrito (1899)

 

I.E.S. "RÍO ARBA"

TAUSTE (Zaragoza)

ESPAÑA

Correo de Contacto:

literaturaeuropea@iesrioarba.es