ANGELUS SILESIUS: MÍSTICA INTELECTUAL BARROCA

 

    El escritor alemán conocido como Angelus Silesius, que en latín significa “Ángel silesio” o “El mensajero de Silesia” se llamaba en realidad Johannes Scheffler y había nacido en 1624 en la ciudad polaca de Wrocław (antigua Breslavia), entonces en la Silesia austriaca. Educado en el luteranismo de su familia, Scheffler amplió sus estudios en universidades reformadas como la de Estrasburgo, donde estudió medicina durante un año en 1643, y la de Leiden. En esta última se sintió atraído por las obras de algunos místicos contemporáneos como el también silesio Jakob Böhme, que había muerto precisamente el año de su nacimiento. En esta misma etapa de su formación un miembro de la nobleza de su país, Abraham von Franckenberg, compañero, discípulo y editor en Amsterdam de las obras póstumas de Böhme, inició a Scheffler en el estudio de la Cábala y el hermetismo. En Holanda, el futuro poeta entró también en contacto con los grupos de disidentes religiosos de toda Europa que hallaban refugio en los Países Bajos, en un ambiente de libertad intelectual imposible de encontrar en esos momentos en otras zonas. Finalmente, Silesius terminó sus estudios en la Universidad de Padua, donde se licenció en Filosofía y Medicina en 1648 antes de regresar a su tierra natal.

    Allí, su misticismo y sus críticas a la Confesión de Augsburgo, la exposición oficial de los principios religiosos de la Reforma, le colocaron en una situación difícil frente a las autoridades luteranas. Esto, sin embargo, no le impidió dar inicio a su carrera como médico al servicio del duque de  Württemberg-Oels, pese a ser éste un devoto luterano, gracias a la intermediación de von Franckenberg. Por esta época el escritor comienza, además, a tener visiones místicas, lo que hace que una parte de los influyentes clérigos luteranos lo consideren un hereje y su posición social se vea cada vez más comprometida. Finalmente, la  muerte de su protector en 1652 le obliga a dimitir de su cargo oficial, momento en el que el poeta decide enfrentarse a la ortodoxia luterana, convertirse al catolicismo, y adoptar, a partir de 1653, el nombre de Angelus Silesius.

    Tras su conversión, el poeta fue nombrado, de forma honorífica, médico de la corte imperial pero nunca llegó a ejercer como tal. Por el contrario, sin moverse de Silesia, tomó los hábitos de la orden franciscana y se ordenó sacerdote en 1661. Cuando uno de sus amigos, Sebastian von Rostock, ocupó el cargo de príncipe-obispo de Breslavia en 1664, Angelus Silesius fue nombrado consejero de la corte episcopal. Por último, tras la muerte del obispo en 1671, se retiró a un colegio jesuita en la misma ciudad donde pasó el resto de su vida, hasta 1677, concentrado en su obra polemista.

    Neófito entusiasta en plena Contrarreforma, se impuso a sí mismo la tarea de reconducir al catolicismo a los protestantes de su Silesia natal, escribiendo al menos 55 tratados y panfletos, que fueron recopilados en 1677 con el título de Ecclesiologia. Sin embargo, hoy es conocido sobre todo por su lírica religiosa y en particular por dos obras publicadas en 1657, Heilige Seelenlust (Santos deseos del alma), una recopilación de 200 himnos que han sido utilizados tanto por los católicos como por los protestantes, y Der Cherubinischer Wandersmann (El peregrino querubínico), compuesta por 1676 dísticos alejandrinos y diez sonetos, en los cuales se propone descubrir por medios intelectuales el camino que conduce al alma hasta Dios. Su poesía, de profundas raíces místicas, explora los temas del conocimiento de la divinidad, el quietismo e incluso el panteísmo, siempre dentro de la ortodoxia católica.

    Su principal obra polemista contra los luteranos es la Convicción moral motivada o Demostración según la cual se podría y debería llevar a los herejes a la verdadera fe, publicada en 1673.

    Angelus Silesius es un poeta barroco muy original debido a la gran influencia que ejerció sobre su poesía la de los místicos alemanes y flamencos de la Edad Media, sobre todo el Maestro Eckhart, Jean Tauler y Ruysbroeck, aunque también se pueden hallar huellas en su lírica de los grandes místicos españoles del Renacimiento como Teresa de Jesús y Juan de la Cruz. A su vez él ha sido muy leído por los poetas y filósofos de cultura alemana desde el siglo XIX y su influencia póstuma se extiende hasta Rilke, Schopenhauer y Heidegger.

OBRAS PRINCIPALES

    Heilige Seelenlust (Los santos deseos del alma), 1657

    Der Cherubinischer Wandersmann (El peregrino querubínico), 1657

 

I.E.S. "RÍO ARBA"

TAUSTE (Zaragoza)

ESPAÑA

Correo de Contacto:

literaturaeuropea@iesrioarba.es