SANDOR PETÖFI: LA LÍRICA DEL NACIONALISMO HÚNGARO

 

    El poeta húngaro Sandor Petöfi nació en 1823 en una familia de carniceros de origen eslovaco. Se educó en escuelas luteranas y evangélicas de Kecskemét y Pest y en el instituto de Aszód hasta los 16 años. En esa época su familia se arruinó por uno de los desbordamientos del Danubio, lo que obligó al futuro poeta a abandonar sus estudios y a intentar ganarse la vida trabajando en el teatro como actor.

    En 1842 publicó su primer poema con el nombre de Sandor Petrovics, con el apellido de origen eslavo de su padre, pero ese mismo año lo cambió por el de Petöfi, que pretende ser su traducción húngara: “Petrovics (eslovaco) = hijo de Pedro = Petöfi (húngaro)”. De hecho, desde sus primeras obras y a pesar de su ascendencia, Petöfi se sintió siempre muy vinculado al nacionalismo magiar y llegó a ser el principal inspirador de los grupos radicales revolucionarios que propugnaban la independencia del Reino de Hungría fuera del Imperio austriaco. Dos años después, en 1844, tras encontrar un empleo de periodista en Pest, publicó su primera colección de poemas.

    De 1847 data su matrimonio con Julia Szendrey, con la que tuvo un hijo, pero de inmediato, en 1848, año de la revolución húngara contra los Habsburgo, se pone a la cabeza de la “juventud de Pest” y es uno de los jefes espirituales de la revuelta. Su compromiso político y militar con los sublevados es absoluto, hasta el punto de que llega a ser capitán de un batallón de voluntarios en Debrecen pero, tras una disputa con un superior, pasa a servir como ayuda de campo, ya en 1849, bajo las órdenes del general polaco Józef Bem, también comprometido en la lucha de liberación nacional contra los austriacos.

    Ese mismo año, Sandor Petöfi desapareció en el campo de batalla de Segesvár, probablemente muerto bajo el fuego enemigo, tal y como había profetizado en sus poemas. Esa batalla, en la que los nacionalistas húngaros y polacos hubieron de enfrentarse a un ejército combinado de austriacos y rusos, supuso la derrota definitiva del ejército revolucionario húngaro y el final de la sublevación contra el Imperio. La leyenda popular, en Hungría, es que los rusos lo habrían deportado a Siberia, donde incluso habría fundado una nueva familia, pero nada de esto ha sido comprobado por los historiadores. Se cree, por lo tanto, que Petöfi murió en combate y que su cuerpo no fue reconocido entre el millar de húngaros caídos en el campo de batalla.

    Sandor Petöfi introdujo en la lírica húngara temas desconocidos hasta entonces como la vida familiar, la descripción del amor conyugal o la pintura de la puszta, de la gran llanura. En sus comienzos siguió un estilo popular, relativamente nuevo en su época, que quería aprovechar las posibilidades de la poesía tradicional. Durante su trayectoria poética su lengua se liberó del “estilo elevado” anterior y abandonó los elementos mitológicos y las perífrasis afectadas. Petöfi se dirigía a su público lector de forma comprensible y simple, haciendo entrar en la literatura húngara la lengua del pueblo sin abandonar el vocabulario del hombre educado de su tiempo.

PRINCIPALES OBRAS

    A borozó “El bebedor de vino”(1842), lírica de estilo popular.

    Befordúltam a konyhára… “Volví a la cocina...”(1843), lírica de estilo popular.

    Az alföld “La llanura”(1844), poesía descriptiva.

    János vitéz “Janos, el héroe” (1845), poema narrativo

    Fa leszek, ha… “Yo sería un árbol...”(1845), lírica amorosa.

    Egy gondolat bánt engemet… “Un pensamiento me atormenta” (1846), poema revolucionario.

    Az apostol “El apóstol”(1848), poema narrativo.

    Nemzeti dal “Canto nacional” (1848), poema revolucionario.

 

I.E.S. "RÍO ARBA"

TAUSTE (Zaragoza)

ESPAÑA

Correo de Contacto:

literaturaeuropea@iesrioarba.es